AD

Cuanajo, entre madera y arte.

0

 711 Visitas

El estado de Michoacán es rico en lugares donde los artesanos derrochan talento y creatividad en sus piezas, y Cuanajo, pueblo maderero ancestral, no podía ser la excepción.

Cuanajo se localiza casi a mitad de camino entre Morelia y Pátzcuaro, y se esconde entre pequeñas colinas llenas de árboles, su clima es frio, así que, si quieres ir a visitarlo, te sugiero que lleves un buen suéter.

Al llegar encontrarás una pequeña plaza, bien distribuida y con locales de muebles a su alrededor, en donde el colorido, las formas y las texturas de las piezas te van a encantar, podrás pasar mucho tiempo disfrutando de los muebles que ahí tallan los artesanos, y que son muestra del talento de las manos michoacanas.

Plaza Principal de Cuanajo.

Encontrarás artesanía en madera de todo tipo, desde pequeñas figurillas, hasta recamaras, comedores y demás muebles para el hogar, si buscas una pieza única, te invito a visitar este pequeño pueblo con encanto, apoyarás la economía local, y tu tendrás un poco de tradición artesanal en casa.

Muebles y decoración de todos los estilos.

Cuanajo, fue antiguamente una población prehispánica ligada al Señorío Purépecha, y su nombre significa, “Lugar de Ranas”.

Con la llegada de los españoles, la comunidad sufrió una transformación, los frailes agustinos fueron los encargados de evangelizar el poblado, por lo que construyeron un templo en honor a Santa María de la Natividad, patrona del pueblo, y en adelante, parte del nombre del sitio, llamado oficialmente, Santa María de la Natividad Cuanajo.

Templo de Santa María de la Natividad.

El templo, como lo mencioné antes, está dedicado a la patrona del pueblo, y es de una hermosa manufactura, se comenzó a construir en el siglo XVII y se desarrolló a través de los siglos siguientes, el exterior nos muestra un bonito plateresco, mientras que su interior es neoclásico. La cruz atrial es realmente bella, y nos muestra al Padre Eterno, una representación atípica en México.

Portada plateresca del conjunto arquitectónico.
Cruz atrial de Cuanajo.

Entre sus calles se respira un olor a pino, solo opacado ocasionalmente por el del café que emana de alguna pequeña cafetería en el centro. Los atardeceres se sienten distintos en este hermoso y tranquilo pueblo, que sin duda alguna debes conocer.

Con un poco de suerte y amabilidad, si te interesa, puedes convencer a algún artesano de que te muestre su taller, y descubrir como es el proceso de elaboración de los muebles que ahí realizan, eso sí, cada artesano tiene métodos diferentes, lo que hace de cada pieza, algo irrepetible.

Elaboración de piezas artesanales.

Te invito a descubrir Cuanajo, es un sitio realmente hermoso, ideal para pasar una excelente tarde alejado del bullicio de la ciudad, vas a encontrar color, paz, arte y mucha historia, además, antes de llegar a este pueblo, puedes visitar Tupátaro, del que luego les hablaré, por lo pronto, descubre Cuanajo.

Muebles artesanales elaborados por manos michoacanas.

Recorre sus calles, sus galerías, y sus talleres, y descubre en sus piezas de artesanía las tradiciones de sus habitantes. ¡¡Vive tu aventura!!

Comments are closed.