AMANTES DE 5 A 7 – Una grata sorpresa | ZINE Juglares

0
196

 

El cine es un malabarista sobre una cuerda floja llamada realidad.
José Izguerra 

 

Antes que nada me presento ante ustedes. Soy José Izguerra, consultor en imagen pública, historiador, poeta y cinéfilo de corazón. Como historiador me especialicé en el estudio del lenguaje, incluido el visual y audiovisual, donde el cine ha sido para mí un gran espacio de teoría, análisis y deleite. La imagen pública me provee de una visión más amplia del cine, una donde la persuasión es un arma; persuasión mediática, persuasión de las historias que se cuentan y las que se omiten, persuasión de orden global. La poesía es la daga que profundiza las heridas del arte. Y gracias al espacio que Revista Juglares le da a esta sección, ZINE Juglares, todas estas herramientas las aprovecharé para acercar el cine a los recién llegados y entablar un debate sano con los más avezados, todo esto desde la sinceridad de mi subjetividad.

El día de hoy analizaremos la película AMANTES DE 5 A 7, del director Víctor Levin. Como el título lo dice, fue una grata sorpresa. Me acuso de ser un consumidor habitual del género de la comedia romántica por su ligereza y una tarde soporífera en casa de mis padres, mi madre sugirió ver una película al azar y la elección fue este largometraje. 

Por supuesto que el tema del amor ha sido abordado hasta el cansancio. Sin embargo seguimos consumiendo al amor con adoración. La razón para mí, radica en la necesidad humana constante, de saber cómo el otro resuelve situaciones que nos han pasado o nos pueden suceder y el cine las ofrece como parte de su esencia. Por ejemplo, el cliché de la casualidad que une a dos enamorados de la nada, colocándolos en una hora y lugar determinados gracias a la fortuna del amor. Una vez re/unidos nos intriga saber cómo entablan conversación o cómo superan la barrera del desconocimiento para pasar a algo más. 

Encuentro fortuito entre Arielle y Brian

Así pues, el guión se encarga con agilidad de narrarnos la misma historia eterna (del amor), desde una visión distinta. Todo se basa en una frase francesa que apela a las dos horas que hay entre las diecisiete y las diecinueve horas del día, en las que dicha cultura consiente las concupiscencias adúlteras. 

Asimismo los personajes están bien definidos, no dudas ni por un momento de la personalidad de cada uno. Todos son claros y se entiende su rol en la película. A mi parecer, Arielle (la actriz principal) y Arlene (la mamá del actor principal) son los mejor trabajados, tanto actoralmente, como en su esencia frente al público. Las elijo a ellas porque, a pesar de la trama exuberante, sus participaciones te llevan de la mano a formar parte de la historia. Arielle sorprende y enamora a cualquiera con su entereza, madurez y la certeza que le da a cada declaración que enuncia. Arlene es el individuo más contrastante de todo el elenco, equilibrado con el amor de madre y ese sexto sentido nato.

Arielle

Me quedo con los exquisitos diálogos, que desde las primeras y cortas charlas de Brian y Arielle se van desmenuzando. Pasando por momentos épicos en la habitación donde el caldo amoroso eclipsaba a los amantes, hasta las muy hermosas líneas finales. Además las escenas de sexo no necesitaron un solo desnudo para ser muy eróticas. Y la música de toda el largometraje se acopla fabulosamente a la historia.  

En cuanto a la dirección de fotografía, me gustó muchísimo. Esperaba menos de ella. Sus planos fueron muy bien trabajados. Paneos sutiles y ligeros, planos secuencia y cámara fija, dulcifican y sugieren al espectador terneza o implicación. La composición en su mayoría es simétrica y se basa en ella para fortalecer las escenas de paz amorosa. 

 

Ejemplo de la composición simétrica

Finalmente, la premisa de la película como tal no es el amor, sino la condición libre de etiquetas y regímenes humanos del mismo. Considero que la presentan con maestría, pues nos va convirtiendo en voyeristas de un trío amoroso: el de los amantes y nosotros como observadores externos. El final pone la cereza en el pastel y reclama la superación del dolor que provoca el desamor. Es una especie de ejemplo para sobrellevar las predisposiciones morales con amor, a la vez que la pérdida del ser amado con su recuerdo impoluto. 

En resumen, una cinta sobresaliente en el género romántico. Excelente para pasar una tarde amena y encontrar esperanzas nuevas en el desgastado arquetipo del amor actual. 

LO SUBJETIVO: La vi después de leer mucha poesía y recordé con mucho cariño a un gran amor que perdí y llevo conmigo en el corazón.

EL LADO OSCURO: La moral occidental no acepta este tipo de relaciones. Aunque es cierto que mantener relaciones consensuadas a dobles parejas acaba con el cariño o la pasión de una o más de las personas implicadas, es una manera de entender la vida. 

CALIFICACIÓN: 7/10 

SIGUIENTE PELÍCULA: Roma 

Si quieres que analicemos una película, saga, serie o género, déjanos tu comentario y lo haremos con gusto. ¡Estamos al habla!      

 

Ver mas publicaciones de José Izguerra 

FacebookInstagram

Comments

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here