Recorriendo Morelia de la Mano de José María Morelos.

0
258

La ciudad de Morelia, una urbe de grandes monumentos y bellas plazas. Entre sus calles se vislumbra un pasado colonial donde la vida novohispana giraba en torno a un aspecto religioso que perdura hasta nuestros días con sus múltiples edificios conventuales. La ciudad de la cantera rosa, resguarda con recelo ese pasado español, pero también conserva con mucho cariño y orgullo el sentir de un pueblo que se levantaría en armas para conseguir la independencia de una nueva nación naciente que se llamaría, México.

Recorriendo sus monumentos históricos, nos encontramos en la ciudad con tres emblemáticos espacios que fueron importantes en la vida de un ilustre personaje que ésta por cumplir un año más de su natalicio, el generalísimo José María Teclo Morelos y Pavón, nacido un 30 de septiembre de 1765 en la antigua Valladolid, hoy Morelia. En este pequeño artículo iremos de la mano de Morelos a conocer parte de su vida y los emblemáticos monumentos que no se deben perder en su visita a la ciudad de la cantera rosa, también llamada Cuna Ideológica de la Independencia.

Nacido en Valladolid el 30 de septiembre de 1765, Morelos venía de una familia humilde, hijo de Manuel Morelos y Juana Pavón desde niño sería instruido en términos educativos por su abuelo y su madre y, atendiendo durante su juventud la ex hacienda de Tahuejo en las cercanías de Apatzingán, donde aprendería la vida del campo y trabajaría para sostener a su familia en Valladolid.

José Ma. Morelos, destacaría hacia 1790 como un ilustre estudiante en el Colegio de San Nicolás en la ciudad de Valladolid, en dicha institución formadora de bachilleres y personas instruidas al servicio del obispado de Michoacán hacia fines del siglo XVIII, conocería al que fuera rector y maestro, el cura Miguel Hidalgo y Costilla. Teniendo una excelente relación personal con quien se reencontraría años después para el inicio del movimiento de independencia. Durante su estancia en uno de los colegios más prestigiados de la antigua Nueva España y de la intendencia de Valladolid, el joven Morelos estudiaría gramática y latín, aspectos que le ayudaron y prospectaron para continuar sus estudios en el que fuera el Colegio Seminario Tridentino en la hoy ciudad de Morelia, donde se recibiría hacia 1795 como cura para oficiar misa y administrar a principios de 1800 un curato de la tierra caliente michoacana como sería el de Carácuaro y Nocupétaro.

Una vez iniciado el movimiento de independencia, Morelos se uniría a la lucha armada dirigiendo un gran ejército y comandando la instalación y creación de los principales poderes de gobierno de nuestro país y formando los inicios y bases del México independiente. Hablar del hijo predilecto de Morelia, es recordar a un personaje que buscó los ideales de patria, libertad y justicia hacia los mexicanos y prueba de ello, en la capital de Michoacán donde se gestó la ideología independentista se conservan sus principales construcciones formadoras del siervo de la nación.

En nuestra visita en Morelia y de la mano de José Ma. Morelos recorremos entre sus patrimonios e históricas construcciones una casona que data del siglo XVII, reconstruida en el siglo XIX y declarada patrimonio nacional hacia el año de 1930 por su valor histórico y por ser la sede donde naciera el histórico Morelos.

El Museo Casa Natal de Morelos, es uno de los espacios dinámicos e interactivos que tiene la ciudad de Morelia. Cuenta con una vasta colección de pinturas que nos acercan a la vida del hijo predilecto, aborda sus orígenes familiares así como sus inicios como cura en la región de Carácuaro y Nocupétaro, en la tierra caliente de Michoacán a principios de 1800, sus campañas militares al inicio de la independencia de México cuando el cura y antiguo maestro del colegio de San Nicolás don Miguel Hidalgo y Costilla le encomienda hacerse cargo del ejército del sur, cuenta con monedas que fueron acuñadas en Valladolid en los años de mayor guerra de independencia y diversos documentos facsimilares históricos como el más importante que presentó ante el Congreso de Chilpancingo en 1813 conocido como “Los Sentimientos de la Nación”.

             

Entre las salas del museo, también se encuentra una biblioteca especializada en la vida del héroe de la independencia, una sala audiovisual donde se transmiten películas del cine de oro mexicano entre otras más por el costo de $5 pesos y una sala más donde se ubica un animatrónic de José Ma. Morelos y Pavón que durante ocho minutos el animado robot habla sobre la importancia de la lucha de independencia y la construcción de los poderes gubernamentales en beneficio de los ciudadanos.

Siguiendo nuestro trayecto por las bellas calles morelianas, sobre la avenida madero poniente y a dos calles de la majestosa Catedral, se ubica un espacio de suma importancia para la educación; Alma Mater de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, cuna de héroes de la independencia y demás revoluciones importantes de nuestro país. Fundado en Pátzcuaro por el primer obispo de Michoacán Don Vasco de Quiroga y con un sentido humanista, el antiguo Colegio de San Nicolás Obispo, daría educación a los vallisoletanos desde 1580 cuando se trasladaría a la capital de Michoacán. Formador de Miguel Hidalgo como estudiante hacia 1765 y asumiendo la rectoría de dicha institución, en 1790 se conocerían los principales dirigentes del movimiento armado de 1810, José María Morelos y Pavón destacaría como un estudiante y personaje intelectual; entre sus pasillos el futuro bachiller se forjó en las disciplinas humanísticas y religiosas.

Perderse en la visita a Morelia el Colegio de San Nicolás de Hidalgo, es perderse la oportunidad de conocer el espacio ideológico de la independencia más importante de Morelia, conocer el mural realizado por Marion Greenwood titulado como “Paisaje y economía de Michoacán”, y adentrarse en la Sala Melchor Ocampo donde se resguarda la biblioteca personal de Ocampo, la ropa con la que fue fusilado y sobre todo el corazón del que fuera gobernador de Michoacán en el año de 1847.

Sede del poder ejecutivo de Michoacán, frente a la catedral de Morelia, el ilustre hijo predilecto nos lleva a adentrarnos en un espacio que se conformaría hacia el año de 1767, formando durante el periodo colonial a los principales curas del obispado de Michoacán. El antiguo Colegio Seminario Tridentino, fue la sede principal donde Morelos se recibió como cura hacia 1795 para ejercer y administrar el curato en Carácuaro. El hoy Palacio de Gobierno, en su interior cuenta con tres murales del pintor michoacano Alfredo Zalce, donde se resalta la “Historia de Morelia” con sus acontecimientos más relevantes, “Gente y tradiciones de Michoacán” donde resalta las regiones michoacanas y a cultura que se preserva en cada una de ellas conforme a sus costumbres, en la escalinata principal se ubica otro mural donde se preserva el legado de la independencia, también realizado por Zalce, conocido como la “importancia de Hidalgo en la independencia”.

Entre legados culturales, históricos y patrimoniales, el 30 de septiembre del 2018 en la ciudad de Morelia se festejará otro aniversario del natalicio de José Ma. Morelos y Pavón; personaje importante para nuestro país y para la ciudad que lo vería nacer, llamada así también como el “Jardín de la Nueva España”, su antigua Valladolid. De la mano del ilustre insurgente, no se deben perder la visita a los tres espacios que forjaron a Morelos desde su nacimiento hasta el momento de su lucha, el visitante se sorprenderá ante la majestuosidad de su arquitectura, su historia que revela los más profundos pasajes de la independencia y de esa vida religiosa que domina a la capital de Michoacán. El museo casa natal de Morelos, imperdible lugar que da a conocer los orígenes del luchador social y patriota siervo de la nación, recorrer cada rincón de dicha casa genera en propios y extraños una grata experiencia.

Comments

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here