Noche de Muertos con Viajeros Morelia.

0
111

Nuestra amiga Sam viene desde Mérida por unos días, y quisimos que conociera parte de las ancestrales celebraciones que se realizan en los distintos pueblos de Michoacán, para ello, contratamos una agencia de viajes muy interesante, “Viajeros Morelia”, les cuento el viaje.

A las 6 de la tarde del día 1° de Noviembre, salimos de la ciudad para dirigirnos a Capula, el itinerario marcaba esta tenencia de Morelia como el primer sitio de interés, después conoceríamos Santa Fe de la Laguna, Tzintzuntzan y finalmente Cucuchucho.

Sinaí, nuestra guía, fue dándonos una explicación muy acertada de cada uno de los lugares a los que íbamos, y después, nos daba tiempo suficiente para conocerlos por nuestra cuenta, algo que me pareció genial, ya que esto te permite recorrer con mayor libertad los pueblitos.

En Capula, se encuentran celebrando la Octava Feria de la Catrina, por lo que el pueblito esta vestido con sus mejores galas, había tapetes de colores, y catrinas y objetos de alfarería por todos lados, lo que llenaba de vida al sitio, además, el olor de la comida era simplemente espectacular.

En la Plaza principal, había un concierto de guitarra, muestra de una de las actividades culturales que se preparan para estas fechas tan especiales. Sin duda el ambiente que se respira en Capula es de una festividad llena de vida, si aún no conoces esta Feria ¡¡No te la pierdas!!

Después, tocó el turno de conocer Santa Fe de la Laguna, un lugar más íntimo y cargado de una atmósfera sagrada, considero que es una de las comunidades que mayor apego y respeto tienen por sus tradiciones.

En este lugar, las familias que tuvieron un difunto durante este año, realizan ofrendas que puedes reconocer por un caminito de flor de cempaxúchitl en la entrada de sus casas, parte de la celebración consiste en que como visitante, puedes llevar una pequeña ofrenda de frutas, pan, velas y demás, y a cambio, la familia puede invitarte a comer, o regalarte algo que este en sus posibilidades. La esencia de esta festividad es mística y está cargada de mucha emotividad, sin duda, no te la puedes perder.

Otra cosa que llama la atención del lugar es el mercadito que se pone en la plaza principal, en donde el olor de la comida te invita a quedarte un rato y comer quesadillas, hamburguesas y demás antojitos, además de cientos de artesanías que los pobladores realizan.

Nuestra siguiente parada fue la antigua capital del imperio Purépecha, Tzintzuntzan. Ahí las luces, olores y colores se potenciaron mostrando la festividad del día de muertos en todo su esplendor. Después de una breve explicación y organización por parte de nuestra guía de turistas, decidimos internarnos en los cementerios.

Es increíble como las personas logran conservar sus tradiciones y aman y sienten lo que realizan, ofrendas y altares decorados con maestría y mucho amor para sus difuntos queridos, es realmente un espectáculo de luces y colores, donde el incienso y el copal añaden un velo de magia al sitio. ¿Realmente las animas nos visitan? No lo sé, pero la energía que emanaba este lugar fue muy interesante.

Las fechas son propicias para eventos culturales y la venta de artesanías, que muestran la maestría de nuestros artesanos. Otro punto que debes conocer obligatoriamente es “El atrio de los olivos”, que siempre está adornado con velas y muchas flores, además, este año realizaron un pequeño montaje de mapping, sin duda, un lugar que no puede faltar si quieres conocer más profundamente las tradiciones michoacanas.

Nuestro recorrido terminó en el pequeño pueblo de Cucuchucho, en donde al igual que en Tzintzuntzan, las familias decoran las tumbas de sus difuntos, aquí, el ambiente se siente más familiar, un poco más alejado del bullicio de los turistas, el sitio contaba con una atmosfera de recogimiento y espera.

Los familiares se quedaban a dormir en el panteón, entre cobijas y pequeñas fogatas, ya que el frio en la región es muy fuerte, lo que te hace pensar que la manera en que estas comunidades celebran el día de muertos va más allá de una simple moda, o una festividad turística, ellos sienten y aman esta festividad como parte de su memoria cultural, de su esencia y de su identidad.

Es importante conocer más a fondo nuestras tradiciones, vivirlas y entenderlas como lo que son, una festividad sagrada, en la que si bien, la modernidad y actualidad permiten ciertos cambios, no debemos olvidar lo fundamental, el reconocimiento, la espera y el cariño para con nuestros difuntos queridos.

Por eso en Revista Juglares recomendamos ampliamente a “Viajeros Morelia”, porque hacen falta más agencias de viajes que planeen rutas culturales, que agreguen valor a los recorridos y que a su manera ayuden a mantener viva esta tradición, la organización fue muy buena, la capacidad para resolver improvistos, mejor y el servicios y amabilidad geniales. Si estás pensando hacer un viaje, acércate con ellos, te aseguro que no te van a defraudar.

¿¡Te lo perdiste!? No te preocupes, aparta la fecha para el próximo año, es un espectáculo cultura que no te puedes perder. ¡¡Vive tu aventura!!

Comments

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here