La travesía de Colón: El viaje que expandió al mundo

0
552

¿Qué tal Juglares? En esta ocasión les presentamos lo que significó el primer viaje de Colón, como artífice del descubrimiento de América, ó bien, el impacto que generó dicha empresa. Sin mayor preámbulo te invitamos a disfrutar de este interesante artículo.

Un día como hoy, 12 de octubre, pero de 1492, Cristóbal Colón (1451-1506) y su tripulación arribaron a las islas del Caribe, lo cual se conoce como “el encuentro de dos mundos”. Colón nació en 1451, en la ciudad de Génova, ubicada al norte de Italia. Cristóbal, aprendió a navegar por cuestiones de comercio, obteniendo sus conocimientos de forma autodidacta y por influencia de otros, circunstancia que le valió para idealizar “el viaje de su vida”, en 1492.

En los últimos años se han lanzado algunas hipótesis sobre quién descubrió realmente el continente americano, entre ellas, se postula que fueron los Vikingos quienes hicieron contacto con el continente americano antes que los españoles, sin embargo, por ahora no es momento de esa discusión, hemos de recalcar que la empresa liderada por Colón y respaldada por los reyes de Católicos de España, ya que hábilmente el marinero genovés se apoyó del supuesto de que la Tierra era redonda, recordemos que en aquel contexto medieval-religioso europeo, se concebía que nuestro planeta era plano (como un gran disco). Cristóbal partió de la premisa de que si la Tierra era esférica se podía llegar a Oriente, en específico a la India, tomando como ruta el Oeste de Europa, con el objetivo de fincar una nueva ruta comercial. Es por ello que los españoles nombran indios a los nativos del nuevo continente, ya que pensaban que habían arribado a Oriente (a India).

El descubrimiento de América significó el fin de la Edad Media y el inicio de la era Moderna. Con ello vino una fuerte explotación de los recursos naturales y demás riquezas que atesoraba el nuevo continente, por supuesto los metales preciosos no fueron la excepción. Desde un principio, los viajes de Colón, además de recolectar especias, buscaban el preciado metal dorado, para la Corona española. El denominado Almirante genovés, sostenía que en Oriente existía una isla llamada Cipango (Japón), donde se aguardaban incalculables riquezas, oro, plata y perlas, al menos son los elementos que plasma en su Diario, y que durante su estancia en el nuevo mundo van estar presentes, entre sus principales objetivos, sobre todo ubicar dicha isla.

Ésta historia la había recogido el genovés, de lo que se decía del famoso viajero de Venecia, conocido como Marco Polo, quien había realizado viajes a Oriente en el siglo XVIII y del cual se había popularizado la leyenda de que existía un territorio llamado Cipango. Según se decía, aquel lugar tenía una riqueza incalculable, de ahí que Colón motivara su viaje, entre otras cosas, establecer una nueva ruta comercial. El convencimiento de la empresa de Cristóbal Colón, era evidentemente proveer de riqueza, para el financiamiento de guerras y demás gastos de la Corona española, a cambio de ello, Colón recibió títulos de reconocimiento que le permitieron gozar de ciertos privilegios, entre ellos, la denominación de Almirante.

Tras la negociación de Cristóbal con los reyes católicos, en 1492, su expedición contaba con tres carabelas (La Niña, La Pinta y La Santa María) equipadas con lo necesario para resistir varios días de navegación con su tripulación. Zarpó el 2 de agosto del mismo año del Puerto de Palos, de Huelva, España y tras 72 días de viaje a mar abierto, el marinero Rodrigo de Triada fue quien gritó primero “tierra”, tierra a la vista el 12 de octubre de ese año. La isla que era denominada por los indios como Guanahaní, Colón la bautizó como San Salvador.

Se presume que Cristóbal Colón, murió sin saber que había encontrado un nuevo continente, y que finalmente se denominó “América”, debido a que fue “Américo” Vespucio quien dedujo que estaban ante un “Nuevo Mundo”, el cual desconocían los europeos. ¿Y por qué no se llama Américo en vez de América? Esto se debió a la tradición idiomática de los europeos, quienes denominaban a los países y continentes con género femenino, por ejemplo: Asia, Europa, África y Oceanía, por ello se nombró como “América”.

La raíz de la denominación del nuevo continente parte de un mapa que data de 1507, elaborado por un cartógrafo alemán de nombre Martin Waldseemüller, quien parece ser, fue el primero en dar referencia del nombre del continente, quien se había basado en trabajos de Américo Vespucio, y de quien pensó de forma equivoca, que éste era el descubridor del Nuevo Mundo, de aquí el nombre del actual continente de América. Más tarde se intentó enmendar el error, sin embargo, el nombre del nuevo continente ya se había reafirmado en Europa. De esta forma se concretó la concepción del mundo en términos geográficos era mucho más amplio de lo que se concebía, así mismo, se reafirmó la teoría de la esfericidad terráquea. Esto implicó una revolución en los paradigmas de la concepción universal del hombre y de la Tierra.

Estimados Juglares, fue un gusto compartir con ustedes este interesante artículo, sin más por el momento, te recuerdo… ¡Vive tu aventura!

Bibliografía:

Dietrich Briesemeister, “Las cartas de Amerigo Vespucci sobre el Nuevo Mundo”, en: Memoria Académica, Argentina, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de la Plata, No. 1, 2000, pp. 43-64.

Eric Roll, Historia de las Doctrinas Económicas, México, Fondo de Cultura Económica, 1982, pp. 57-78.

Juan Eslava Galan, El enigma de Colón y los descubrimientos de América, Planeta, 1992.

Relaciones y Cartas de Cristóbal Colón, Madrid, Imprenta de la Viuda de Hernando y Ca Ferraz, 1892.

 

Comments

comments